Manchas marrones en la piel: causas y cómo quitarlas

Manchas marrones en la piel: causas y cómo quitarlas

Manchas marrones en la piel: Descubriendo sus causas, impresiones y soluciones

La aparición de manchas marrones en la piel puede ser una causa de preocupación estética para muchas personas. Sin embargo, lo más importante para tratarlas de manera efectiva es la obtención de un correcto diagnóstico por parte de un dermatólogo ya que hay muchos tipos de manchas marrones y cada uno de ellos tiene un tratamiento distinto. En este artículo, nos adentramos en el mundo de las manchas marrones, explorando las más frecuentes, sus causas hasta las formas más efectivas de tratarlas. Recordando siempre que un diagnóstico adecuado debe ser siempre el primer paso para luchar contra ellas, y el más seguro porque la mayoría de las manchas marrones no son motivo de preocupación pero hay que descartar enfermedades que requieren un tratamiento médico. 

¿Qué son las manchas marrones en la cara?

Las manchas marrones más frecuentes son los lentigos solares (manchas de la edad causadas por el sol o manchas hepáticas) y el melasma (manchas hormonales) se diferencian en que las primeras son pequeñas zonas circulares de la piel con una mayor concentración de pigmento, conocida como melanina, que aparecen en hombres y mujeres. Su color puede variar desde tonos más claros hasta un marrón oscuro, y su tamaño y forma también pueden variar. Y la segunda es más extensa y tiene los bordes poco delimitados, aparecen mayoritariamente en mujeres jóvenes, a menudo durante el embarazo, con la toma de anticonceptivos o en la menopausia y las zonas más frecuentes son los pómulos, la frente y la zona del labio superior.

Estas manchas tienen en común que una de sus causas es la exposición solar y son más comunes en áreas de la piel que están expuestas al sol, como el rostro, las manos y los brazos. 

¿Cuáles son los tipos de manchas marrones?

Las más frecuentes son los léntigos solares y el melasma pero también pueden ser simplemente pecas, lunares, manchas café con leche, marcas pos-acné o pigmentación postinflamatória, infecciones, hongos, cáncer de piel, etc. 

¿Por qué razones salen manchas marrones en la piel?

Las manchas marrones en la piel pueden deberse a una variedad de factores, entre los que destacan:

  1. Exposición al sol: La causa más común que comparten muchos tipos de manchas marrones en la piel es la exposición a la radiación solar. Los rayos del sol estimulan la producción de melanina en la piel, lo que puede dar lugar a la aparición de distintos tipos de manchas marrones. 

  2. Envejecimiento: A medida que envejecemos, la producción de melanina en nuestra piel puede volverse más irregular, lo que puede resultar en manchas marrones. Esto es particularmente común en personas mayores de 40 o 50 años.

  3. Genética: Algunas personas pueden tener una predisposición genética a desarrollar manchas marrones en la piel.

  4. Cambios hormonales: Principalmente en las mujeres, los cambios hormonales como los que ocurren durante el embarazo, la menopausia, o como resultado de la toma de anticonceptivos orales, pueden provocar un aumento en la producción de melanina, dando lugar a manchas marrones.

  5. Contaminación: la contaminación deteriora la barrera de la piel, su microbiota y provoca estrés oxidativo, lo que ocasiona la aparición de manchas, arrugas, flacidez y de enfermedades cutáneas inflamatorias.

¿Cómo prevenir la aparición de manchas marrones?

La prevención es un componente crucial en la gestión de las manchas marrones. Aquí hay algunos consejos para prevenir la aparición de estas manchas:

  • Protección solar: La forma más eficaz de prevenir las manchas marrones es limitar la exposición al sol y usar protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30. Recuerda volver a aplicarlo cada dos horas y después de nadar o sudar. En este factor los padres tenemos una misión importante. Las manchas suelen ser del sol que hemos tomado hace 30 años. Si queremos prevenir las manchas de nuestros hijos, debemos protegerlos del sol de manera eficaz.

  • Cuidado de la piel: Mantén tu piel hidratada y nutrida. Usa todo el año productos que contienen ingredientes antioxidantes como la vitamina C, E y la niacinamida, que pueden ayudar a proteger la piel de los daños causados ​​por los radicales libres. También los tratamientos con retinol, ácido kójico y glicólico son muy eficaces para aclarar las manchas marrones y conseguir una piel con tono más uniforme.

  • Tratamientos dermatológicos: hay una infinidad de tratamientos láseres y potentes despigmentantes que pueden ir más allá y resolver todos y cada uno de las manchas marrones. Aunque según el diagnóstico el tratamiento es distinto, hay una solución para cada tipo de mancha. Si os preocupa las manchas marrones, además de un mantenimiento con una rutina cosmética, os animamos a que lo consultéis con un dermatólogo.

¿Cómo se quitan las manchas marrones de la cara?

Con tratamientos cosméticos conseguimos minimizarlas y mantener un tono más uniforme en todo el rostro. Pero si se quiere eliminar por completo y descartar posibles enfermedades de la piel nuestro consejo es que consultéis un dermatólogo. Y por supuesto, insistir en la foroprotección que es esencial para mejorar la apariencia de las manchas marrones. 

Durante cualquier tratamiento para eliminar o matizar las manchas marrones, es esencial insistir en la fotoprotección porque la piel tiene memoria y si no se logra protegerla del sol, las manchas vuelven a aparecer después de tratarlas. 

Conclusión

Aunque las manchas marrones son generalmente inofensivas, siempre es aconsejable consultar a un dermatólogo. Según los consejos del dermatólogo, y teniendo en cuenta el tipo de mancha los tratamientos para resolverlo van desde:

En Método R, creemos en el concepto slow-aging para el cuidado de la piel. No prometemos detener el paso del tiempo, pero sí ayudar a alcanzar la mejor versión de tu piel. A través de activos cosméticos de eficacia probada y avances tecnológicos en drug-delivery, te ofrecemos una rutina de cuidado de la piel honesta y eficaz que puede ayudarte a alcanzar una piel saludable, luminosa y con un tono uniforme. Pero nuestra prioridad es la salud y por ese motivo, aconsejamos desde la humildad e insistimos en el diagnóstico de la piel por parte de un dermatólogo cuando se trata consultas en las que influyen temas de salud.

¡Bienvenido a la era del envejecimiento lento!

Regresar al blog